cerrar
Mamibicho

Baja reserva ovárica

¿Te gusta?

La reserva ovárica hace referencia a la cantidad y calidad de ovocitos que tiene la mujer en los ovarios.

Determina la capacidad del ovario de producir óvulos susceptibles de ser fertilizados y conseguir un embarazo normal.

A diferencia de los hombres en donde su organismo produce espermatozoides durante toda su vida, la reserva ovárica de la mujer es limitada.

Las mujeres nacen con 1 millón de óvulos aproximadamente y no se generarán nuevos óvulos. Cuando se llega a la primera menstruación se han perdido la mitad de óvulos, con el paso del tiempo estos óvulos van a ir agotándose hasta terminarse completamente al llegar la menopausia.

Baja reserva ovárica

El periodo fértil de la mujer es limitado, ya que una mujer producirá solo un total de 500 óvulos a lo largo de su periodo fértil, debido a que en cada menstruación se pierden unos 1.000 ovocitos que no maduran en los óvulos.

La edad de la mujer es un factor clave para determinar la reserva ovárica, a partir de los 35 años empieza a disminuir la cantidad y calidad de los óvulos, por lo que las probabilidades de conseguir un embarazo de forma natural disminuyen significativamente.

Sin embargo, una mujer de 45 años puede tener ovocitos de buena calidad y seguir siendo fértil (aunque esto es raro). En el otro extremo, también existen casos de mujeres de 25 años con óvulos de muy mala calidad y ser infértiles. Este es un ejemplo poco común de baja reserva ovárica ya que por lo general la misma se presenta posterior a los 40 años.

Se denomina baja reserva ovárica cuando existe un baja cantidad de óvulos en los ovarios de la mujer que corresponderían con su edad o que los óvulos existentes tengan alteraciones en su desarrollo, es una de las principales causas de infertilidad femenina.

La determinación de la reserva ovárica es un factor importante en el tratamiento de la fertilidad. Existen algunas pruebas de detección que se refieren a menudo como pruebas de la “reserva ovárica”, las cuales muestran la cantidad de los óvulos que quedan en los ovarios.

Causas de una baja reserva ovárica

La edad es el factor que más influye en la reserva ovárica de la mujer, sin embargo, en determinadas ocasiones se puede presentar baja reserva ovárica en mujeres jóvenes debido a causas como:

  • La genética, es un componente del envejecimiento ovárico.
  • El tabaquismo, envejece prematuramente los ovarios.
  • Ciertos fármacos, sobre todo los utilizados en la quimioterapia para las neoplasias malignas.
  • La endometriosis.
  • Algunas cirugías ováricas pueden conducir a la pérdida de tejido ovárico.
  • Causas indeterminadas con una probable base inmunológica.

¿Cómo se mide la reserva ovárica?

Los principales estudios que permiten cuantificar la reserva ovárica son los siguientes:

Análisis hormonales

El estudio de las hormonas ováricas para determinar los niveles indicativos de una reserva normal se debe realizar entre el día 2º o 3º del ciclo ovárico.

En un análisis hormonal se miden las siguientes hormonas:

Estradiol

El estradiol es una de las hormonas importantes en el ciclo, se libera de los ovarios durante el desarrollo folicular. El nivel de estradiol suele ser bajo (menos de 50 pg/mL) en los días 2º y 4º del ciclo menstrual, pero muestra cierta variabilidad de ciclo a ciclo. Sin embargo, un valor elevado (mayor de 60-80 pg/mL) en la fase folicular temprana puede indicar envejecimiento reproductivo y acelerar el desarrollo de ovocitos.

EL estradiol basal tiene una precisión predictiva baja con respecto a la respuesta ovárica deficiente y el fracaso de concebir. Por lo tanto, esta prueba no debe utilizarse aisladamente para evaluar la baja reserva ovárica. Por lo que el estudio del estradiol debe realizarse en conjunto con la hormona FSH.

FSH (hormona folículo estimulante)

Es una de las hormonas fundamentales para determinar la reserva ovárica. Un nivel entre 3 a 9 mUI/mL nos manifiesta una buena reserva ovárica. Si se presentan valores superiores a 9 mUI/mL, nos indica una posible reserva ovárica disminuida. Es decir, si en el día 3º del ciclo la hormona FSH se eleva, la cantidad de óvulos se reduce.

Sin embargo, debido a la variabilidad inherente de cada ciclo reproductivo, el nivel basal de FSH puede variar, por lo que un único valor de FSH tiene una fiabilidad limitada. Se recomienda repetir estos análisis en más de un ciclo, para poder determinar, si estos valores de FSH están constantemente elevados, valores por encima de 10 mUI/mL, es probable que exista un pronóstico reproductivo deficiente.

Inhibina B

Esta hormona es un buen indicador de la reserva ovárica, también muestra el normal funcionamiento de los folículos.

La hormona inhibina B es la responsable de la inhibición hipofisiaria de FSH y presenta un comportamiento inversamente proporcional a los valores de la hormona FSH. Si se presenta un valor de menor de 35pg/ml augura una baja reserva ovárica y también puede indicar una mala respuesta a los posibles tratamientos de reproducción asistida.

AMH (anti Mulleriana)

Esta hormona es más fiable para medir la reserva ovárica, debido a su menor fluctuación y puede ser medida en cualquier momento del ciclo. Sus valores deben oscilar entre 0,7 y 3,5 ng/ml. Niveles por debajo de 0,7 ng/ml indican baja reserva ovárica y niveles por encima de 3,5 ng/ml indican un alto riesgo de SHO (síndrome de hiperestimulación ovárica).

AMH-baja-reserva-ovarica

La  hormona anti Mulleriana, es una hormona glicoproteíca que es producida por las células de la granulosa de folículos primarios, preantrales y antrales de 2-6 mm de diámetro. Debido a que los folículos tempranos secretan hormona anti Mulleriana en un estado independiente de gonadotropina, la concentración de hormona anti Mulleriana es bastante estable dentro y entre los ciclos menstruales.

A medida que el número de folículos ováricos disminuye con la edad, se produce una disminución concomitante de los niveles de hormona AMH, lo que refleja el agotamiento de ovocitos relacionado con la edad, pero un nivel muy bajo de la hormona AMH sugiere una disminución de la reserva ovárica y puede haber riesgo de respuesta ovárica pobre a la estimulación.

Aunque su nivel es un buen predictor de la cantidad de ovocitos, puede no proporcionar información sobre la calidad de los óvulos. Por lo tanto, las mujeres jóvenes con niveles bajos de AMH pueden tener un número reducido de ovocitos, pero una calidad normal de ovocitos apropiada para la edad.

Recuento de folículos antrales

Para probar el potencial de fertilidad en las mujeres se realiza una prueba del recuento folicular antral, donde a través de una ecografía transvaginal se pueden contar el número de folículos antrales (2 a 9 mm de diámetro) dando una buena idea sobre la reserva ovárica de una mujer.

El recuento de folículos antrales registra el número de folículos ováricos visibles en la fase folicular temprana. El número de folículos antrales se correlaciona con la cantidad de folículos restantes y con la respuesta ovárica.

Un recuento bajo de folículos antrales se considera de 3 a 6 folículos antrales totales y se asocia con una baja reserva ovárica.

Test de estimulación con citrato de clomifeno

Esta prueba sirve para medir la reserva ovárica que tiene una mujer y permite indentificar algunos casos de baja reserva ovárica, aun cuando en el 3º día de ciclo la hormona FSH ha mostrado valores normales.

Esta prueba de exposición al citrato de clomifeno, es realizada midiendo las diferentes hormonas que afectan a la ovulación, la FSH, el estradiol y la LH (hormona luteinizante). Inicialmente se realiza un análisis en sangre en el día 3º del ciclo, después se administran 100 mg de citrato de clomifeno diariamente hasta el día 9º del ciclo y se vuelven a medir los niveles de estas hormonas en el 10º día del ciclo.

Se considera que se tiene una baja respuesta ovárica cuando el nivel de la hormona FSH es elevada. Cabe destacar que hay variabilidad de ciclo a ciclo en los biomarcadores ováricos, como el estradiol, inhibina B y FSH, por lo que limita la confiabilidad de esta prueba.

La Fertilización in vitro con respecto a la reserva ovárica

En realidad, este es un tratamiento para la infertilidad, pero al mismo tiempo puede darnos mucha información útil sobre la calidad de los óvulos. Mediante un examen cuidadoso de los ovocitos durante el proceso de incubación in vitro, es posible determinar el por qué embarazos no se han producido anteriormente.

¿Puedo quedarme embarazada teniendo baja reserva ovárica?

Cuando una mujer es diagnosticada con baja reserva ovárica, puede resultar bastante complicado lograr un embarazo de forma natural, ya que es poco lo que se puede hacer para aumentarla. Sin embargo, de igual forma existen tratamientos para lograr que una mujer con baja reserva ovárica pueda cumplir su sueño de ser madre.

La mejor opción para lograr un embarazo con una baja reserva ovárica es la fecundación in vitro (FIV), en esta técnica de reproducción asistida se realiza una previa estimulación ovárica. Dependiendo del nivel de reserva ovárica y de la edad se tendrán mayores o menores probabilidades de éxito utilizando esta técnica.

Si los valores de la reserva ovárica son muy bajos y con una calidad mermada, entonces la ovodonación debe ser el camino a seguir para intentar lograr la gestación.

De esta manera, el especialista en tratamiento de fertilidad será el más indicado para indicarte los próximos pasos a seguir para lograr una exitosa y feliz gestación.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *