cerrar
Mamibicho

¿Qué es el calostro?

La naturaleza es muy sabia, desde el momento de la fecundación el cuerpo se adapta para albergar al feto. Por lo que todos los recursos del cuerpos están orientados a proteger la vida que se desarrolla en el cuerpo de la mujer.

Primera leche materna calostro

Con este principio de prioridad se acondiciona el cuerpo para la lactancia. La mujer embarazada nota desde el primer trimestre un aumento de volumen en los senos, son los indicios de que el cuerpo está trabajando en la futura producción de leche materna.

La primera secreción de leche es amarillenta y muy densa, recibe el nombre de calostro. En este artículo nos centraremos en los beneficios y características del calostro.

¿Por qué producimos leche materna?

La síntesis de leche ocurre debido a la acción de la hormona prolactina, la cual es sintetizada por la adenohipofisis, quien además se encarga de estimular la producción de progesterona.

Los senos están formados por tejido graso, glándulas mamarias, conductos, conductillos y alvéolos. Cuando se atraviesa la pubertad las glándulas mamarias adquieren volumen debido al incremento hormonal que induce los cambios característicos en el cuerpo. Durante el embarazo las glándulas mamarias desarrollan su máximo potencial por la acción de la progesterona y el estrógeno.

Desde el primer trimestre de embarazo se inicia la producción de leche materna, a lo largo del segundo trimestre comienza la formación de calostro y unos 2 o 3 días después del parto, comienza la secreción masiva de leche, conocida como la subida de leche.

La subida de leche puede ser molesta y dolorosa, un sacaleches nos ayudará a aliviar el pecho.

En la subida de leche los senos se sienten hinchados y en bastantes ocasiones dan la sensación de dolor y malestar. No es debido a la acumulación del líquido, sino por un gran auge de la vascularización de las mamas, esto hace que los senos aumenten de tamaño y se sientan entumecidos y calientes.

Para aliviar estas incomodidades se recomienda usar un extractor de leche materna, llamado sacaleches (puedes ver aquí los mejores sacaleches eléctricos, al extraer leche se sentirán los pechos menos hinchados y molestos.

 

Composición de la leche materna

Los alvéolos, bajo la inducción de la prolactina, usan azúcares, grasa y proteínas contenidos en la sangre para convertirlos en leche. Como resultado se obtiene un fluido con 80% de agua, que contiene hormonas, inmunoglobulinas, enzimas, proteínas, células, factores de crecimiento, grasas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales. Es más que un líquido, se considera un tejido vivo que desencadena reacciones anti infecciosas e inmunologicas en el bebé.

La leche materna cambia de composición a medida que el tiempo transcurre según las necesidades del bebé. Así pueden diferenciarse tres tipos: calostro, leche de transición y leche madura.

¿Qué es el calostro?

Es la primera leche materna, espeso y de color amarillento o anaranjado debido al alto contenido de beta-carotenos (anti oxidante). Tiene un alto valor nutricional para el recién nacido, rico en proteínas y sales minerales.

Los valores nutricionales del calostro, por cada 100 mililitros aproximadamente son:

  • 55 Kcal.
  • 2,9 gr. de grasa
  • 5,7 gr. de lactosa
  • 2,3 gr. de proteínas, el triple de proteínas que la leche materna madura.

Aparece comúnmente después de las primeras horas de vida del bebé, aunque puede presentarse desde el segundo trimestre de embarazo, denominándose entonces como precalostro.

Está diseñado para alimentar al bebé los primeros días de vida, reforzar su sistema inmunológico, ayudar en la digestión y a desarrollar su cerebro. La producción de calostro en cada toma varía de los 2 a los 20 mililitros, aunque pueda parecer poca cantidad, es suficiente para cubrir las necesidades alimenticias del bebé recién nacido.

El calostro se produce en exclusiva hasta la subida definitiva de la leche, después continuará produciéndose unas dos semanas más junto con leche madura, como una etapa de transición de la leche.

Para favorecer la producción de calostro y que el bebé amamante lo más posible, después del parto se recomienda realizar piel con piel siempre que sea posible. En caso de cesáreas, será el padre quien haga piel con piel.

Calostro

Beneficios del calostro

A través de esta sustancia el bebé recibe las defensas que la madre ha desarrollado contra las afecciones que le ha tocado superar.

El calostro tiene propiedades laxantes y le ayudara a su bebé a deshacerse del meconio, primera evacuación que es muy espesa y tiene apariencia de heces negras. Una vez expulsado este residuo, disminuye la posibilidad de que el bebé padezca ictericia, un aumento de la bilirrubina en la sangre que produce una coloración amarillenta en la piel del bebé.

El contenido de inmunoglobulinas en el calostro es muy grande, conforma el primer sistema de defensa del bebé contra infecciones, virus y toxinas. Esto se debe a los linfocitos presentes en las glándulas mamarias, que migraron del tubo digestivo de la madre, y producen anticuerpos que protegen al bebé.

También protege al sistema digestivo, reviste el estómago e intestinos haciéndolos resistentes contra agentes dañinos.

Debido al alto contenido de antioxidantes y sus propiedades anti infecciosas, el calostro minimiza el riesgo de enterocolitis necrosante en bebés prematuros.

Sustituir el calostro por leche de fórmula puede interrumpir la protección y exponer al niño a desarrollar alergias.

El calostro contiene tres veces más proteínas que la leche materna madura. Provee a los recién nacidos de una óptima nutrición que los defienden contra las infecciones y ayudan al desarrollo de importantes funciones fisiológicas. El nivel de azúcar en la sangre es regulado por las proteínas, lo cual es importante en los bebés de madres diabéticas o que han presentado diabetes gestacional.

Cabe destacar en el calostro la presencia de una importante proteína, la lactoferrina. Especialmente efectiva contra hongos, bacterias y virus. El bebé suelta fragmentos que se eliminan en la orina, por ello es conocido que los bebés amamantados sufren menos infecciones urinarias. Existen otros compuestos en el calostro como Lisozyma, neutrófilos, lactalbúmina y macrófagos que se combinan eficientemente en la protección contra agresiones latentes del medio ambiente.

Se debe alimentar al bebé a demanda, primero con el calostro y después con leche materna, pero en caso de bebés con bajo peso o prematuros, si no ganan suficiente peso habría que dar suplementos de leche de fórmula con biberón, te recomendamos el artículo ¿Qué biberón comprar?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *