cerrar
Mamibicho

Método Baby Led Weaning (BLW)

¡El tiempo no corre vuela! Ay que ver lo rápido que pasa. Si hace nada estábamos con el tema del embarazo y queriendo conocer a nuestro pequeño y ya pensando en comenzar la alimentación complementaria. Si es que crecen a pasos agigantados.

Para comenzar con esta nueva etapa, después de indagar mucho sobre el tema, haremos el método de Baby-led weaning. Pienso que es lo que más se asemeja a la lactancia materna a demanda, que el niño sea quién coma sus primeros alimentos y en toda su forma, sabor y textura.

Baby Led Weaning

Porque quizás has escuchado decir que los niños en la actualidad nacen enseñados, pues en lo que respecta a su alimentación parece ser así. Existe la teoría de que los niños por su cuenta e intuitivamente pueden decidir qué alimentos sólidos empezar a comer, en función de sus gustos y necesidades, una vez que comienzan con la alimentación complementaria.

¿Qué es el método Baby-led weaning?

Es un método de inicio en la alimentación complementaria, para bebés a partir de los 6 meses desarrollado por la nutricionista, la Dra. Gill Rapley. Con este método se ofrece al bebé alimentos enteros, en vez de las tradicionales papillas o purés, para que sea él mismo quien con sus manos coma, en base a sus preferencias y descubra antes el sabor y textura de los alimentos. Se podría decir que es una alimentación complementaria a demanda.

Diferencias respecto a la alimentación complementaria “tradicional”

Con el método Baby-led weaning el bebé se salta un paso respecto a la alimentación complementaria “tradicional”. En donde después de la leche materna exclusiva, que se recomienda que sea hasta los 6 meses. El bebé habitúa su estomago a los alimentos semi sólidos poco a poco, desde los 6 hasta los 8 ó 10 meses habitualmente, depende del desarrollo de cada bebé. Mediante la alimentación con purés, papillas o sopitas, cuyos elementos vienen triturados o previamente suavizados. Por último y después de un tiempo, se comienza con la comida sólida.

El método tradicional requiere una tutela por parte de los padres al dirigir la comida a la boca del bebe, decidiendo cuándo y cuánto come. Aquí viene el plato fuerte, la Dra. Rapley, propone que el bebé decide cuándo y qué comer, se le ofrece la opción de la comida, pero debe ser él quien debe cogerla (o en su defecto se coloca en su mano) y él debe llevarla a su boca y alimentarse por si solo. Claro está que debe existir supervisión paternal en el proceso de alimentación para prevenir cualquier incidente.

Bebé comiendo una manzana

Tampoco es que se le ponga al bebé una pierna de cordero o de pavo, en realidad los alimentos propuestos son pasta, frutas maduras, verduras cocidas o pan. Otro punto característico de este método es que propone que la alimentación del bebé debe ser sin utensilios auxiliares (fuera cuchara), ya que el niño debe experimentar la textura de los alimentos, sentirlos para familiarizarse; sus manos deben ser la extensión de su gusto.

 

Ventajas del Baby-led weaning

Una de las premisas del aprendizaje en niños es que asimilan mejor jugando, experimentando las reglas del mundo exterior, de forma similar en este método se encuentran esas ventajas:

  • El niño desarrolla mayor independencia a edad temprana, pues decide qué y cuándo comer.
  • Reconoce la diferencia entre alimentos por su sabor, olor y textura.
  • Puede compartir con el resto de la familia al momento de la comida, promoviendo los vínculos familiares.
  • Continúa siendo un sujeto activo al momento de comer, de forma similar a la lactancia cuando el niño lloraba al sentir hambre y buscaba su alimento en el pecho materno. Aquí manifiesta su necesidad expresando lo que siente.
  • Acelera su desarrollo motriz al coordinar el uso de sus manos al tomar su alimento y llevarlo a su boca, succionando y masticando.

Desventajas del Baby-led weaning

A pesar de las ventajas de adaptación que supone el método para el niño y su alimentación, del otro lado de la balanza se encuentran los siguientes aspectos:

  • Requiere una mayor dedicación por parte de los padres, ya que el niño decide cuánto y cuándo comer.
  • Al comer a demanda puede haber riesgo de no alimentarse correctamente y presentar deficiencias nutricionales como anemia, bajo peso y estancamiento del desarrollo psicomotor.
  • Existe riesgo de atragantamiento al estar los alimentos enteros y no triturados.
  • Mientras desarrolla su destreza motriz y dado que se alimenta con las manos, tanto las cosas que toca como las personas y la ropa quedan impregnadas de residuos.
  • A pesar de que el niño puede formar parte de la mesa, desconoce las reglas en ella, el emitirá sonidos con la boca llena, arrojará los alimentos, golpeará la mesa con ellos e incluso podrá regurgitarlos según su agitación.
  • El nivel de concentración en la comida puede desvanecerse rápidamente en el niño, demandará que lo carguen o incluso puede acompañar la comida con su necesidad de ir al baño.
  • La regla se aplica a los alimentos sólidos pero no a los líquidos, el niño necesita asistencia al tomar agua, zumos o batidos.

Baby-led-weaning-bebe-manchado

Primeros pasos con el método

Todo depende del cristal con que se mire, si antes de comenzar con la alimentación complementaria ya se había documentado sobre este método y ha tomado las posibles previsiones, sus oportunidades serán mayores. Los siguientes puntos reforzarán algunas ideas:

  • Para comenzar este método el bebé tiene que mantenerse sentado por si solo y mostrar interés por los alimentos.
  • Debe haber desaparecido el reflejo de extrusión, que es cuando al introducir algo en sólido en la boca del bebé, lo expulsa de manera automática sacando la lengua y así evita lo que pueda provocarle un atragantamiento. Este reflejo desaparece sobre los 5 o 6 meses.
  • La mejor manera que el bebé coja los alimentos es que estén en forma de tiras o palitos. Los bebés a los 6 meses aún no hacen el gesto de pinza con las manos, unión del índice con el pulgar, por lo que cogen los alimentos con la presión palmar, que es coger cosas con la mano entera abierta y después cerrarla.
  • Siempre debe estar acompañarlo por un adulto, para evitar el riesgo de atragantamiento y para ayudarlo en llevar alimentos a su mano, no a la boca y en la ingesta de líquidos.
  • A pesar que el niño puede tener un sitio en la mesa, una silla apropiada o trona sería conveniente, que lo eleve a la altura precisa y que tenga su propia bandeja para dejar sus alimentos en ella.
  • La silla o trona debe tener un cinturón ajustable para evitar la caída del bebé.
  • Recuerde que es un niño, su plato y su vaso deben ser irrompibles, algunas tronas bebé tienen una bandeja con partes adaptables en forma de plato que se ajustan para evitar que salgan volando por los aires.
  • Es preferible que el vaso tenga una adaptación de embudo para que el bebé pueda beber.
  • Deje los brazos del bebé al descubierto y colóquele su pequeño babero.

Video inicio en el método Baby Led Weaning

¿Qué alimentos puede comer?

Hasta el año de vida la leche materna debe seguir siendo el principal alimento del bebé. Por lo que primero el niño tomará el pecho o biberón (Si buscas un biberón mira este artículo) y después le ofreceremos la comida. A partir del año de vida, sería al revés primero la comida y como complemento la leche materna o biberón.

Podemos hacer recetas Baby-led weaning al niño con carne, pescado, fruta o verdura ya sea fresco o hervido siempre sin sal y sin azúcar. Puede comer lo mismo que coman los adultos siempre que sean alimentos blandos y fáciles de “masticar”.

Por ejemplo, se puede comenzar con:

  • Verdura cocinada al vapor o hervida, como brócoli, judias verdes, zanahoria.
  • Verdura asada o frita, como berenjena, patatas, calabaza o calabacín.
  • Palitos crudos de pepino.
  • Frutas suaves y quitando las pepitas como la pera, plátano o el aguacate, aunque este último puede no gustar a todos los niños por su textura.
  • Tiras de carne como pollo, cerdo o ternera o un muslo de pollo, que puede agarrarlo con facilidad
  • Pan en forma de palitos, los típicos colines.
  • Queso no muy cremoso.

 

Alimentos no recomendados en BLW

Debido al riesgo de atragantamiento hay alimentos que no se recomiendan en este método de alimentación, como son:

  • Salchichas
  • Verduras crudas: Zanahoria, apio o ensalada
  • Manzana cruda
  • Patatas chips, galletas de arroz o de maíz.
  • Frutos secos o frutos deshidratados
  • Cerezas, uvas, maíz o guisantes, al ser de pequeño tamaño existe riesgo de atragantamiento.
  • Golosinas o caramelos, por su alto contenido en azúcar.
  • Alimentos duros que no sean fácilmente masticables con la lengua y el paladar.

alimentos-prohibidos-Baby-Led-Weaning

Recomendaciones Finales

Recuerde a medida que el mundo evoluciona aprendemos más sobre nosotros mismos, el conocimiento humano se imparte en los institutos de estudios, pero es en los hogares donde se cultiva ese terreno para que sea apto a las exigencias de una realidad en constante cambio.

Los ordenadores, los teléfonos inteligentes, internet y los alimentos transgénicos son sólo pequeños puntos relativamente nuevos para los adultos pero totalmente normales para las nuevas generaciones.

Mientras mas rápido tomen decisiones, conozcan qué quieren alcanzar y hacia dónde dirigir sus pasos, esos niños que hoy deciden qué comer mañana decidirán qué quieren hacer con este planeta.

Disfrute de su bebé cada día, porque son momentos que jamás regresan y ese tiempo que le concede hoy, será el mismo que ellos concederán en un futuro.

Espero que les sea útil la información presentada y agradezco sus comentarios sobre el tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *