cerrar
Mamibicho

Muerte súbita en bebés

Cuando el bebé llega al mundo reclama toda la atención y mimos de sus padres, buscando su estabilidad y comodidad sobre todo en los primeros meses de vida. Pero existen determinadas prácticas como abrigarles demasiado, acostarles boca abajo y poner muchos cojines o peluches en la cuna, que pueden acarrear consecuencias fatales para el bebé como es el síndrome de muerte súbita en lactantes. Te recomendamos leer el artículo decorar la habitación de un bebé.

Muerte subita bebe

¿Qué es la muerte súbita en lactantes?

El Síndrome Muerte Súbita del Lactante (SMSL) es la muerte repentina de un bebé menor de un año, debido a una interrupción del ritmo cardiaco, se presenta en bebés que supuestamente se encontraban saludables y gozaban de buena salud.

La mayoría de las muertes inesperadas suceden durante los primeros seis meses de vida del bebé. En prematuros o con bajo peso existe un mayor riesgo de sufrirlo, así como los bebés de sexo masculino que son más propensos a presentar este síndrome de muerte súbita.

Te puede interesar ver el artículo: Peso y estatura del bebé

Por lo general el síndrome de muerte súbita ocurre durante el sueño, aunque se han dado casos en que se ha presentado estando el bebé despierto.

Causas de la muerte súbita

Cuando sucede esta muerte inesperada es muy complicado determinar la causa, debido a que no se presentan síntomas previos. La única manera de evitarlo es la prevención y seguir unas pautas.

Sin embargo muchas teorías consideran que el síndrome no es algo anómalo, al contrario, que tiene unas causas determinadas que conllevan a la muerte del bebé. Entre estas causas específicas se encuentran aquellas que afectan a la conciliación del sueño y a los niveles de dióxido de carbono en sangre.

Causas relacionadas con el bebé

La edad del bebé juega un papel muy importante ya que es una enfermedad que puede aquejar a lactantes menores de un año. Sin embargo el mayor riesgo se presenta entre los dos y cuatro meses de vida. Algunos estudios registran que alrededor del 95% de los casos se presentan antes de los seis meses.

Las estadísticas de incidencia según el sexo en los lactantes, muestran al sexo masculino concretamente con un riesgo mayor. Tienen mayor probabilidad en comparación con lactantes de sexo femenino.

Muerte súbita raza negra

Según investigaciones, la raza es un factor de riesgo para el síndrome de muerte súbita, estableciendo un riesgo de dos a tres veces mayor en niños de raza negra, indios americanos y naturales de Alaska.

Los bebés con poco peso al nacer y retardo en el proceso de crecimiento intrauterino tienen mayor riesgo de sufrir este síndrome de muerte súbita. 

 

Causas ajenas al bebé

Acostar al bebé boca abajo a la hora de dormir, es la causa que cobra más fuerza y está estrechamente asociado con el SMSL y la que engloba a la mitad de las muertes producidas por síndrome de muerte súbita en lactantes en varios países desarrollados durante la década de los 80.

Otra de las causas es la asfixia por compresión de la vía aérea, una hipertermia por variación de la pérdida normal de calor.

No se recomienda abrigar en exceso al bebé, ya que es otra de las causas de la muerte súbita. Así como tener un exceso de temperatura en la habitación del bebé, por encima de los 24º grados.

Se debe tener la cuna libre de cojines, almohadas o peluches, que puedan crear mayor riesgo de afixia mientras el bebé duerme.

 

Causas relacionadas a la madre

El consumo de alcohol y sustancias psicotrópicas (drogas) o fumar durante el embarazo manifiesta una estrecha relación en el desarrollo del SMSL.

De la misma manera complicaciones obstétricas como preeclampsia, diabetes gestacional, anemia, tardanza del crecimiento intrauterino o parto prematuro tienen mayor riesgo de sufrir este síndrome de muerte súbita.

Otras de las causas a la cual se relaciona la muerte súbita en bebés es la anomalía de la placenta. En estudios realizados, se encontraron anormalidades en los vellos coriónicos y trofoblastos, provocando un estrés hipóxico en los bebés, lo cual los hace aún más frágiles.

El principal problema del SMSL es que no se presentan unas evidencias claras que hagan diagnosticar un mayor riesgo de padecer la muerte súbita, a diferencia de otras enfermedades con síntomas específicos. Es por ello que siempre deben aplicarse medidas preventivas.

 

¿Cómo podemos evitar la muerte súbita en los bebés?

  • Tener un buen control en el embarazo, ya que esto disminuye el riesgo de bebé prematuro o con bajo peso al nacer.
  • No consumir alcohol, ni drogas, ni fumar durante el embarazo y menos en la habitación del bebé.
  • No practicar colecho en la misma cama con el bebé, si alguno de la pareja fuma. Os recomendamos practicar el colecho en una minicuna colecho.
  • La lactancia materna disminuye el riesgo del SMSL hasta un 50%.
  • Poner a dormir al bebé boca arriba, también los primeros días de vida del bebé es seguro colocarle de lado, alternando los lados, para que la cabeza, aun no cerrada completamente, no se aplane.
  • No abrigar en exceso al bebé y no cubrir su cabecita. La ropa de cama no debe estar más arriba de sus hombros.
  • El bebé debe dormir en una cama o cuna, con un colchón firme e impermeable y que esté en óptimas condiciones. Hay que evitar colocar a su alrededor almohadas, ropa o peluches.
  • Es aconsejable dar al bebé un chupete a partir del primer mes,  ya que lo mantendrá succionando cada cierto tiempo y evitará que el bebé duerma profundamente, el chupete es visto por muchos profesionales como un buen protector contra SMSL. Tambien te puede interesar el artículo chupeta para fruta.

¿Existe algún síntoma del SMSL?

No, la mayoría de las muertes por SMSL se producen sin ningún aviso o síntoma previo. La muerte se produce cuando el bebé está durmiendo.

¿Te ha gustado?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *