¿Qué es un embarazo ectópico?

En un embarazo normal, un óvulo fecundado viaja a través de una trompa de Falopio hasta el útero para implantarse y comenzar su desarrollo. Pero en un embarazo ectópico o extrauterino, el óvulo fecundado no se adhiere al útero, sino que normalmente, es en una de las trompas de Falopio.

En casos aislados, el óvulo se implanta en un ovario, en el cuello del útero o en el vientre. La probabilidad de tener un embarazo ectópico es de un 1%.

Embarazo Ectópico

¿Puede salvarse un embarazo ectópico?

No hay manera de salvarlo ya que no puede convertirse en un embarazo normal. Si el óvulo sigue creciendo en la trompa de Falopio, haría estallar el tubo y causaría sangrado abundante corriendo riesgo de muerte. De darse un embarazo ectópico, se necesitará un rápido tratamiento para finalizarlo antes de que cause mayores problemas.

Causas de un embarazo ectópico

A menudo es causado por algún daño a las trompas de Falopio. Un óvulo fecundado puede tener problemas para pasar a través de una trompa dañada, haciendo que el óvulo se implante y crezca en la misma.

Las condiciones que aumentan las probabilidades de sufrir daño en las trompas de Falopio, y en consecuencia, un embarazo ectópico incluyen:

  • Edad avanzada, a partir de los 35 años hay más probabilidades de sufrir este tipo de embarazos
  • Tabaquismo
  • Enfermedad inflamatoria pélvica, debido a una infección como clamidia o gonorrea
  • Endometriosis, cicatrización después de someterse a una cirugía tubárica

De igual forma, algunos tratamientos o cirugías médicas pueden aumentar el riesgo de embarazo ectópico. Éstos incluyen:

  • Una previa cirugía en las trompas de Falopio para tratar la infertilidad o para revertir una ligadura de trompas.
  • Un fallo en la ligadura de las trompas. En raros casos, cuando el embarazo ocurre después de una cirugía de esterilización, existe un mayor riesgo de que el embarazo sea ectópico.
  • Si el embarazo tiene lugar aún con el uso de métodos anticopceptivos, como las píldoras de progestina o con un dispositivo intrauterino (DIU)
  • Someterse a un tratamiento de reproducción asistida, como la fecundación in vitro. Después de  transferir el óvulo fecundado al útero, éste puede pasar a una de las trompas y dar lugar a un embarazo ectópico o extrauterino.
  • Contraer una infección después de cualquier tipo de cirugía realizada en el útero o en las trompas de Falopio.
  • El uso de tratamientos para estimular la ovulación.

Diferencias embarazo normal a uno ectópico

Síntomas de un embarazo ectópico

Una mujer con un embarazo ectópico puede experimentar signos comunes de un embarazo normal, tales como:

  • Ausencia del periodo menstrual
  • Dolor e hinchazón en los senos
  • Náuseas
  • Aumento en la frecuencia de orinar

Los primeros signos de un embarazo ectópico pueden intuirse con:

  • Sangrado vaginal, sea ligero o severo
  • Dolor pélvico, por lo general después de 4 a 6 semanas de la implantación.

A medida que avanza un embarazo ectópico, también aumentan otros síntomas, entre ellos:

  • Dolor de vientre que puede empeorar con movimiento o esfuerzo
  • Hemorragia vaginal fuerte o severa
  • Dolor en las relaciones sexuales o durante un examen pélvico
  • Mareos, aturdimiento o desmayos (síncope) causados ​​por un sangrado interno
  • Signos de shock

Dolor en el hombro: Síntoma característico de un embarazo ectópico.

feto-trompas-falopioPresentar este síntoma es bastante común cuando se trata de un embarazo ectópico e indica la ruptura de una de las trompas de Falopio debido a la presión que ejerce el óvulo implantado creciendo sobre los músculos de dicha trompa. El sangrado provoca en la trompa una irritación importante de un nervio que repercute directamente en el hombro.

Los nervios del diafragma se irritan por el goteo de sangre constante en el abdomen, originando dolor que posteriormente se siente directamente en el hombro.

Complicaciones del embarazo ectópico

  • Daño en la trompa de Falopio: Lo que puede dificultar un embarazo futuro.
  • Sangrado severo: Por lo general se detectan lo suficientemente temprano como para prevenir complicaciones mortales.
  • La trompa afectada es parcial o totalmente reconstruida: Una trompa rota requiere una cirugía de emergencia para prevenir sangrado abundante en el abdomen.

¿Cuándo acudir al médico?

Si estás embarazada, debes estar alerta a los síntomas que pueden significar la presencia de un embarazo ectópico, especialmente si eres una persona con altas probabilidades de sufrir un embarazo extrauterino. De ser así, evita la actividad extenuante hasta que tus síntomas hayan sido evaluados por un ginecólogo.

Llama o acude a tu medico inmediatamente si:

  • Has padecido algún desmayo o has tenido pérdida de conciencia
  • Tienes sangrado vaginal severo
  • Fuerte dolor en tu vientre o pelvis

¿Cómo se detecta un embarazo ectópico?

Existen diferentes pruebas para diagnosticar si estamos teniendo un embarazo ectópico, cuanto antes se realicen estas pruebas es esencial para evitar posibles complicaciones futuras:

Examen pélvico:

Mediante una exploración médica se puede detectar este tipo de embarazo extrauterino, cuando exista:

  • Sensibilidad en el útero o en las trompas de Falopio
  • Menos agrandamiento del útero de lo esperado para un embarazo
  • Una masa en el área pélvica

Ultrasonido pélvico (transvaginal o abdominal)

Se utilizan ondas sonoras para producir una imagen de los órganos y estructuras en el bajo abdomen. Un ultrasonido transvaginal se utiliza para mostrar dónde se encuentra el embarazo.

Análisis de sangre

Realizar un análisis de sangre cada 48 horas, para controlar los niveles de la hormona del embarazo, la hCG (gonadotropina coriónica humana), también puede determinar la presencia de un embarazo ectópico.

Durante las primeras semanas de un embarazo normal, los niveles de hCG se van duplicando cada 2 días. Los niveles bajos o lentamente elevados de hCG en la sangre sugieren un embarazo anormal, como un embarazo ectópico o un aborto espontáneo.

Cirugía mediante laparoscopia

No es muy común, pero también se utiliza para buscar un embarazo ectópico después de la quinta semana ya que antes de este tiempo son más precisas las pruebas de ultrasonido y de sangre.

¿Las pruebas de orina caseras detectan embarazos ectópicos?

Esta prueba puede diagnosticar con precisión un embarazo, pero no puede detectar si se trata de un embarazo ectópico. Si una prueba de embarazo de orina confirma la concepción y se sospecha un embarazo ectópico, se necesita realizar un análisis de sangre o un ultrasonido para diagnosticar un embarazo extrauterino.

Tratamiento en un embarazo ectópico

En la mayoría de los casos, un embarazo ectópico se tiene que tratar de inmediato para evitar la ruptura de la trompa de Falopio y una posible hemorragia y una pérdida de sangre severa. La decisión sobre qué tratamiento utilizar dependerá de cuán temprano se detecte el embarazo y de la condición general de la mujer.

En un diagnóstico de embarazo ectópico temprano se puede o bien administrar medicamentos o realizar cirugía para finalizar el embarazo.

Uso de medicamentos

Administración del fármaco metotrexato para poner fin a un embarazo ectópico evita una incisión y una anestesia general. Pero puede causar efectos secundarios y se necesitan varias semanas de pruebas hormonales mediante análisis de sangre para asegurarse de que el tratamiento haya funcionado correctamente.

El metotrexato es más probable que funcione:

  • Cuando los niveles de la hormona hCG son bajos (menos de 5.000 mUI/ml)
  • Cuando el embrión aún no tiene actividad cardíaca

El metotrexato suele ser la primera opción de tratamiento para poner fin a un embarazo ectópico si ha sido diagnosticado de manera temprana.

Los embarazos ectópicos pueden ser resistentes al tratamiento.

Si los niveles de hCG no disminuyen o el sangrado no se detiene después de tomar metotrexato, el siguiente paso puede ser la cirugía.

Cirugía

Al presentarse un embarazo ectópico que esté causando síntomas severos de sangrado o hemorragia interna y con altos niveles de hCG, generalmente se tendrá que recurrir a la cirugía, ya que puede romperse la trompa de Falopio. En un embarazo ectópico con rotura, la cirugía de emergencia es necesaria.

Existen diferentes tipos de cirugía para un embarazo ectópico tubario:

  • Salpingostomía: Pequeña hendidura ovárica que se realiza mientras la trompa de Falopio se encuentra sana.
  • Salpingectomía: Extracción de una pequeña parte de la trompa de Falopio causando posibles efectos adversos sobre la futura fertilidad ya que el resto de la trompa de Falopio saludable debe ser reconectada.

Tanto la salpingostomía como la salpingectomía se pueden realizar a través de una pequeña incisión mediante laparoscopia o a través de una incisión abdominal abierta más amplia (laparotomía). La laparoscopia toma menos tiempo que la laparotomía y la estancia en el hospital es más corta. Sin embargo, para un embarazo ectópico abdominal o una extracción ectópica de trompas de emergencia, generalmente se requiere una laparotomía.

Aunque la cirugía es un tratamiento más rápido, la misma origina un tejido de cicatrización que podría causar problemas futuros para el embarazo. La cirugía de trompas puede dañar la trompa de Falopio, dependiendo de dónde y cuán grande sea el embrión y el tipo de cirugía que se necesite, pero la cirugía puede ser la única opción de tratamiento si se tiene sangrado interno.

Pruebas de seguimiento después del tratamiento

Una semana después del tratamiento de un embarazo ectópico, los niveles sanguíneos de la hormona hCG se deberán probar varias veces. Esta hormona deberá disminuir como señal de que el embarazo está terminando (los niveles de hCG a veces aumentan durante los primeros días de tratamiento y luego bajan).

En algunos casos, las pruebas de hCG deben continuar durante semanas o meses hasta que los niveles de hCG bajen por completo a un límite normal.

¿Se puede prevenir un embarazo ectópico?

Obviamente, parte de la prevención radica en la práctica de buenos hábitos tales como:

  • Dejar de fumar
  • Uso de preservativos en las relaciones sexuales para protegerse de infecciones de transmisión sexual (ITS) que pueden conducir a una enfermedad inflamatoria pélvica, la cual causa un tejido cicatricial en las trompas de Falopio, pudiendo originar posteriormente un embarazo ectópico.

Aún teniendo hábitos de vida saludables, no siempre se puede prevenir un embarazo ectópico, pero sí se pueden prevenir complicaciones graves con un buen diagnóstico y tratamiento temprano. Si se tiene uno o más factores de riesgo para tener un embarazo ectópico, lo mejor es que las primeras semanas de embarazo sean monitorizadas de cerca.

¿Infertilidad después del embarazo ectópico?

La infertilidad es uno de los miedos más comunes entre las mujeres que han sufrido un embarazo ectópico. Pero en realidad, hay pocas posibilidades de sufrir infertilidad y depende de cómo se hayan visto afectadas las trompas de Falopio después de un embarazo extrauterino.

Estadísticamente se ha comprobado que el 65% de las mujeres logran el embarazo a los 18 meses de haber sufrido un embarazo ectópico.

Debido a la falta de información posterior en este tipo de embarazos, hay mujeres que se hacen a la idea de no poder quedarse embarazada de nuevo con la misma facilidad.

Cabe destacar que la posibilidad de un embarazo también dependerá del nivel del tratamiento invasivo realizado, ya que si se ha realizado una extracción significativa de las trompas de Falopio si se podría ver afectada la fertilidad en una mujer. Sin embargo, las mujeres cuentan con una segunda trompa de Falopio que puede hacer realidad un futuro embarazo logrado de forma natural o a través de algún tratamiento de reproducción asistida.

¿Qué hacer para lograr un embarazo después de un embarazo ectópico?

Para volver a quedarse embarazada de nuevo es necesario esperar al menos 3 meses. En primer lugar, es bueno intentarlo de manera natural, el tiempo medio de una pareja es de aproximadamente 6 meses. Sin embargo, este periodo puede variar dependiendo de la condición de la mujer. De darse el embarazo en este lapso de tiempo, este deberá ser monitorizado para descartar la presencia de un nuevo embarazo ectópico.

Si después de un año la mujer no puede concebir de manera natural, es hora de asistir a una consulta de fertilidad para que el especialista analice si hay algún problema de infertilidad y en tal caso, recomiende el mejor tratamiento de reproducción.

Dejar respuesta

Escribe un comentario
Introduce el nombre