Ovodonación

Con el avance de la ciencia, han surgido diferentes tratamientos de reproducción asistida a raíz  de hacer frente a cualquier problema de infertilidad. La ovodonación o donación de óvulos, es considerada como uno de los métodos con mejores tasas de éxito y gracias a este, muchas mujeres logran ser madres cuando sus esperanzas estaban perdidas.

Las probabilidades de alcanzar un embarazo con esta técnica son superiores debido a que los óvulos provienen de mujeres jóvenes, sanas y previamente seleccionadas. Por tal razón, son ovocitos de mejor calidad haciendo más fácil conseguir un embarazo.

Ovodonacion

Por lo general, la mayoría de las parejas recurrirán a la ovodonación después de haber intentado con otros tratamientos de fertilidad existentes (Inseminación artificial, FIV o ICSI) con sus propios óvulos, pero finalmente, pueden llegar a ver su sueño cumplido al conseguir un embarazo por ovodonación.

 

Donación de óvulos anónima

El método más eficaz de reproducción asistida ofrece los óvulos donados de una forma anónima, que una vez fecundados son transferidos a la madre receptora para lograr un embarazo.

7 Razones principales por las que una mujer puede recurrir a la ovodonación

Entre las principales razones que pueden llevan a una mujer a recurrir por un tratamiento de ovodonación, destacamos:

  1. Ovarios ausentes: anovulación.
  2. Fallo ovárico prematuro.
  3. Mala calidad de los ovocitos producidos.
  4. Producción de óvulos con alteración genética susceptible debido a la herencia.
  5. Reiteradas decepciones en previos tratamientos de fertilidad con óvulos propios.
  6. Detrimento de la función ovárica debido a tratamientos oncológico.
  7. La edad. El aumento de la reproducción asistida y la ovodonación en los últimos años ha aumentado debido al retraso de la maternidad. A partir de los 40 años es cuando aumenta la probabilidad de presentar problemas para concebir y eso hace recurrir la utilización de óvulos de una donante para lograr el embarazo.

Aceptar la donación de óvulos

Es difícil pensar que los hijos nacidos por ovodonación no tendrán la genética materna. Sin embargo, para aquellas parejas que lo han intentado todo, es muchas veces la única solución para poder convertirse en papás.

El tratamiento de ovodonación es una decisión bastante complicada para los futuros padres, pero debe ser firme y segura. Pero para esto, se recomienda meditarlo mucho sin apresurarse en tomar decisiones de forma precipitada en la consulta ginecológica. Lo más importantes es tener muy claro de lo que se trata esta técnica y que la pareja esté de acuerdo y puedan ser capaces de asumirlo con seguridad.

Una forma de facilitar la decisión, es buscando consejos psicológicos que ayuden a comprender lo que repercute a la donación de óvulos y permita tenerles claro el camino que van a elegir para llegar a ser padres sin consecuencias emocionales. Es importante tener en cuenta el concepto de padres como aquellos que crían y educan sin pensar en el aporte genético individual.

Donación de óvulos

Tasas de éxito de un embarazo con ovodonación

Las tasas de embarazo usando óvulos de donantes son mayores que las alcanzadas con tratamientos de fecundación in vitro con los óvulos propios. Esto es debido a que la gran mayoría de las mujeres que acuden a tratamientos de reproducción asistida son de edad materna avanzada, y las donantes tienden a ser mujeres jóvenes con óvulos de excelente calidad.

La tasa de éxito de embarazo por ovodonación es del 60% después de una primera transferencia embrionaria, aumentando esta tasa proporcionalmente a la cantidad de intentos realizados.

Si la donación procede de óvulos congelados, entonces la tasa de éxito se ve reducida debido a la menor calidad ovocitaria después del proceso de congelación. No obstante, la técnica utilizada en la actualidad conocida como “vitrificación de óvulos” brinda tasas de supervivencia cercanas al 99%.

Síntomas de embarazo por ovodonación

Los síntomas, riesgos y complicaciones de un embarazo por ovodonación pueden ser los mismos existentes en un embarazo natural, a pesar de que las donantes de óvulos sean mujeres jóvenes, sanas y sometidas a una cierta cantidad de pruebas médicas. Para evitar problemas mayores es importante realizar controles gestacionales establecidos por el sistema sanitario, sin importar la forma como se consiguió la gestación.

Ventajas de la ovodonación

  1. Es el método de medicina reproductiva que suministra las mejores tasas de embarazo.
  2. No requiere de estimulación hormonal ovárica, ni de inyecciones para la madre receptora.
  3. No precisa anestesia ni sedación.
  4. Tiene el menor riesgo de aborto debido a enfermedades cromosómicas asociadas a la edad de la paciente.

Selección de la ovodonante anónima más apropiada

Este debe ser un proceso estricto para que los rasgos físicos y la compatibilidad médica se adapten al máximo a la futura madre. La colaboración voluntaria de las donantes es un factor clave, sin embargo, estas deben ser evaluadas rigurosamente con la finalidad de evitar resultados insatisfactorios.

Requisitos a la donante de óvulos

Para garantizar la seguridad del procedimiento se debe realizar una serie de estudios que incluyen:

  1. Evaluación Psicológica que contiene una entrevista para evaluar la personalidad de la candidata.
  2. Evaluación del historial ginecológico personal y familiar para garantizar el buen estado de salud general de la candidata y así descartar patologías ginecológicas.
  3. Estudios para descartar enfermedades hereditarias (cromosómicos y genéticos): Cariotipo, cribado del síndrome de X- Frágil, talasemias, atrofia muscular espinal y el estudio de los 552 genes vinculados a las enfermedades autosómicas recesivas (test de compatibilidad genética más amplio).
  4. Grupo sanguíneo y factor Rh, pruebas de coagulación, serología de Sífilis, Hepatitis B, C y VIH.
  5. Estudio para Citomegalovirus.
  6. Estudios de las enfermedades de transmisión sexual habituales (gonorrea, clamidia, herpes I y II, treponema, tricomonas, etc.).

 

Fases del proceso de ovodonación

  1. Preparación de la cavidad endometrial para recibir al embrión.
  2. Selección de la ovodonante adecuada.
  3. Estimulación ovárica de la ovodonante (Paralelo a la preparación del endometrio para la recogida de los ovocitos de la ovodonante).
  4. En el momento óptimo, se deberá ir al quirófano bajo sedación para realizar la recolección de los ovocitos de la ovodonante (mínimo 8 ovocitos de alta calidad).
  5. Capacitación del semen (muestra seminal) en un laboratorio para optimizar la capacidad fecundante.
  6. Fecundación in vitro. Dentro de un laboratorio de embriología humana se realiza la fecundación, uniendo el ovocito a los espermatozoides aptos del semen de la pareja.
  7. Inicio de progesterona en la madre receptora. Al igual que en un ciclo natural, se debe incluir en la medicación progesterona cuando se vaya a fecundar. Este fármaco será necesario para el feto en sus primeros meses de gestación, hasta el momento en que la placenta la produzca en cantidades suficientes.
  8. Cultivo embrionario. Después de la fecundación, se inicia el desarrollo de los embriones en incubadoras bajo un medio de cultivo que aportara todo lo necesario para su debido crecimiento.
  9. Transferencia embrionaria. Entre dos y cinco días después de la fecundación, se deberá programar la transferencia de embriones, siendo este el punto culminante del tratamiento. Se trasladarán los embriones desde el laboratorio al útero de la futura madre. Este procedimiento se realizará con la ayuda de una ecografía abdominal para ubicar el punto más idóneo para la anidación.
  10. Análisis de comprobación del embarazo. De 13 a 14 días después del inicio de la progesterona, se programará la analítica de confirmación o no de dicho embarazo. Este análisis arrojara los valores en sangre de los niveles de la hormona beta-HCG, la cual produce el embrión y que se transmite a la madre por medio de la placenta. Esta es la primera señal que envía el embrión y que se puede medir como una prueba de implantación.
  11. Ecografía de control correcto de la gestación. Después de confirmarse el embarazo y transcurridos 15 días, se deberá realizar una ecografía para evidenciar que la gestación se haya establecido con normalidad.

centrifugado-de-embriones

Preguntas frecuentes sobre la ovodonación

  • ¿Existen riesgos para el bebe de padecer enfermedades de la donante?

Debido a que las donantes de óvulos previamente han sido estudiadas con profundidad, no debe existir ningún temor de que el bebé pueda padecer de alguna enfermedad de tipo hereditario.

 

  • ¿Desde qué momento se cuenta el embarazo con la ovodonación?

La concepción por ovodonación es igual que la concepción de manera natural. En teoría, el conteo de las semanas de embarazo se debe realizar desde la última menstruación, sin embargo, el momento exacto en que se produce el embarazo es cuando se realiza la transferencia embrionaria al útero de la madre.

 

  • ¿Es normal tener un sangrado en un embarazo por ovodonación?

Un pequeño sangrado en los días de la transferencia de embriones puede ser debido al proceso de implantación, el cual es totalmente normal, pero si el sangrado es abundante, puede ser un indicativo de que existe algún problema.

 

  • ¿Se puede tener un embarazo múltiple por ovodonación?

¡Definitivamente, si! Si en el tratamiento de ovodonación se logran transferir dos o más embriones al útero de la madre receptora, existe una alta probabilidad de que el embarazo sea múltiple o gemelar. Esta opción es la preferida de aquellas parejas que solo desean pasar por dicho proceso una sola vez. No obstante, de igual forma existiría el riesgo de un embarazo múltiple si se diera el caso de que un embrión se dividiera en dos.

 

Dejar respuesta

Escribe un comentario
Introduce el nombre